¿Los enfermos mentales cometen más delitos?

Cuando alguien habla de enfermos mentales y delitos inmediatamente relaciona los primeros con estos, creyendo que el hecho de padecer alguna patología mental es sinónimo de ser una persona violenta, sin valores y que se mueve al margen de la sociedad.

Durante largos años se ha etiquetado a los enfermos mentales como individuos que no son capaces de controlar sus impulsos y de mantener un comportamiento adecuado.  ¿Pero es cierto que los enfermos mentales cometen más delitos?

 

El mito sobre la enfermedad mental

Voy a empezar haciendo una pequeña referencia al Caso de José Bretón, conocido por haber asesinado a sus dos hijos y quemado sus cuerpos para no dejar huella.

Cuando alguien nombra a José Bretón, lo primero que piensa es que este individuo estaba “loco”, que padecía algún tipo de trastorno mental que lo llevó actuar así. A pesar de ello piden la máxima dureza para él.

Por desgracia, esta afirmación no se puede sostener ya que José Bretón no presentaba ningún tipo de enfermedad mental, actuó de una manera consciente, igual de consciente que nosotros cuando bajamos a comprar el pan. ¿Porqué llamar loco a una persona que ha podido elegir como actuar?

Con esto se puede ver el prejuicio acerca de las enfermedades mentales, cuándo alguien actúa de una manera que atenta contra las normas de convivencia de una manera vil y con una violencia extremadamente exagerada rápidamente se le etiqueta como loco, cuando  aquellos que tienen enfermedades mentales no tienen, a priori, un riesgo más alto de cometer un delito.

Cuando se habla de enfermedad mental y delincuencia hay que entender que una patología mental puede ser depresión, esquizofrenia, bipolaridad y muchas otras más.

¿Que sucede con los enfermos mentales?

Los enfermos mentales tienen un riesgo similar de cometer conductas delictivas que la población que no padece una patología mental, la diferencia es que el número de delitos con extrema violencia es mayor en sujetos con alguna patología mental como algunos tipos de psicosis.

Otra cosa que hay que tener en cuenta es que un enfermo mental puede cometer un acto delictivo sin que esa enfermedad sea la causante de ello. Por ejemplo: aquél que padece esquizofrenia pero en un momento de lucidez comete una agresión sexual, porque el lo elige así y es plenamente consciente. En este caso, sobretodo para los medios de comunicación, se diría que un individuo ha cometido un delito a causa de su enfermedad, cuando lo cierto es que esta no ha influido en nada.

Por último, los individuos que padecen alguna patología mental son los que presentan un alto grado de victimización, debido a que en los momentos donde se producen distorsiones de la realidad están en riesgo de sufrir abusos, agresiones,etc.

enfermedad mental y delincuencia

Es muy fácil decir que un delincuente violento está loco, pero antes de hacerlo hay que pensar en aquellos que están siendo tristemente etiquetados como algo que no son, ya que una enfermedad mental no es sinónimo de delincuencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s